Saltar al contenido

Los Guardias Civiles tendrán que borrarse los Tatuajes ¿Cuáles?

septiembre 29, 2021

Parece ser que el ministro de interior Marlaska tiene la intención de dar un año para que los guardias civiles eliminen sus tatuajes visibles en la cabeza, cuello y manos… según el borrador del real decreto que regulará el uso del uniforme en la Guardia Civil, donde además, se especifica que los agentes deberán controlar «la longitud, color y peinado del cabello, la longitud y color de las uñas, el afeitado o el uso de barba, bigote, perilla y patillas y el uso de maquillaje, y otros complementos y accesorios de imagen».

Sí permiten los tatuajes o parte de los mismos que sean visibles en brazos y piernas vistiendo el uniforme de uso general de la Guardia Civil, siempre que no reflejen los motivos o expresiones prohibidas: se prohíben los tatuajes, tanto permanentes como temporales, que contengan expresiones o imágenes contrarias a los valores constitucionales, autoridades o virtudes militares; que supongan desdoro al que porta el uniforme; que puedan atentar contra la disciplina o la imagen de la Guardia Civil en cualquiera de sus formas; que reflejen motivos obscenos o inciten a discriminaciones de tipo sexual, racial, étnico o religioso, así como los que inciten al odio; que comprometan la exigida neutralidad política o sindical; o cualesquiera otros contenidos vedados por la ley.

Los guardias civiles tampoco podrán llevar argollas, espigas, inserciones, automutilaciones, pegatinas, dilataciones y similares, así como los implantes microdermales o subcutáneos y perforaciones distintas a las destinadas para el uso de pendientes, cuando sean visibles al vestir las prendas comunes para el personal masculino y femenino del uniforme de la Guardia Civil.

Ahora, el borrador definitivo se encuentra en el Consejo de Estado que es el órgano que se encargará de emitir el correspondiente dictamen, pero algunas organizaciones como la Asociación Unificada de Guardias Civiles AUGC, no están a favor del contenido pues consideran que obligar a los oficiales y agentes de la guardia civil a someterse a un tratamiento láser puede afectar a derechos fundamentales como el de la propia imagen e integridad personal. Así que esto puede acabar incluso en el Tribunal Constitucional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.