Saltar al contenido
REPASANDO SIN PAPELES

Legislación

ley boe

Algunos consejos para estudiar la legislación de tus oposiciones

Presta mucha atención a la estructura de la ley. Es decir, títulos, capítulos, secciones, artículos, disposiciones, etc. Si conoces cómo es la composición de la ley tendrás una idea global de la ley y eso te ayudará a la hora de estudiarla.

Las leyes de las oposiciones al principio te sonarán a chino a no ser que hayas estudiado derecho en la universidad. Con los vídeos del canal puedes hacer un un primer acercamiento a la ley para que te habitues al lenguaje legislativo. Al principio te parecerá imposible, pero ya verás como poco a poco te vas familiarizando con el lenguaje de las leyes. Es el primer paso para el estudio de tu oposición.

Divide el estudio de la ley. Si encuentras muy larga una ley, dividirla en dos o más partes a la hora de estudiarla te ayudará a hacerlo.

Después haz una lectura de la ley tranquilamente, intentando comprenderla y subrayando con colores para que se te quede mejor. Si no entiendes algún concepto del texto puedes ayudarte de algún glosario de términos que te haga más fácil su estudio y conseguir una mejor comprensión.

Haz esquemas con las leyes y los distintos apartados de las leyes. Subraya las ideas principales de cada ley, y por supuesto repásalas con cierta asiduidad.

No dejes los repasos para la semana de antes del examen.

Eddinghaus demostró que el 75 % de lo aprendido lo olvidamos en sólo 48 horas, y para que esto no pase nos recomienda hacer una repetición espaciada para volver a recordar lo estudiado al 100 %. De esta forma, a medida que vamos repasando, nuestra memoria va recordando lo estudiado y evita que lo vayamos olvidando y va reteniendo durante más tiempo la información hasta que la fijamos de modo prolongado.

En conclusión, para no olvidar lo estudiado en meses hay que forzar a nuestro cerebro a ir recordando la información. Y esto lo conseguiremos haciendo repasos cada vez más espaciados en el tiempo para que esa información pase de ser de corto plazo a ser de largo plazo: repaso, nuevo repaso tras 24 horas, nuevo repaso 7 días después, y otro repaso 30 días después.